Retargeting o remarketing, seguro que has oído hablar de ambas estrategias, pero, ¿sabes cuál es la diferencia entre ambas?, o ¿Cuál de ellas te dará mejores resultados?

Estos términos no siempre están del todo claros, y en más de una ocasión he escuchado que son lo mismo.

Sin embargo, aunque son estrategias de marketing que comparten el mismo concepto, existen diferencias que vale la pena examinar en detalle.

¿Qué es remarketing?

El remarketing es un sistema para volver a impactar a los usuarios que han visitado nuestra web.

Este concepto, que hace referencia a “to market again”, surge mucho antes del marketing digital y por ello podemos impactar en el usuario con canales tradiciones o digitales.

¿Qué es retargeting?

Según la definición del IAB es “el uso de un pixel, etiqueta u otro código que permite a un tercero el reconocimiento de usuarios específicos fuera del dominio en donde su actividad ha sido recogida”.

Es decir, es la acción online que realizamos a aquellos usuarios que han mostrado intereses en nuestra marca, por realizar alguna acción, por ejemplo: suscribirse al blog, comprar, rellenar un formulario, descargar un ebook, solicitar información, inscribirse a un evento, etc.

Podemos impactar en estos usuarios de distintas formas cómo pueden ser la publicidad online o el Email Marketing.

Retargeting o Remarketing, ambos conceptos, se centran en recuperar usuarios que ya han mostrado interés en nuestra marca, visitando nuestra web. La probabilidad de conseguir nuestro objetivo de conversión suele ser mayor.

¿Por qué es útil el retargeting o remarketing?

Una buena estrategia de marketing incluirá estas acciones. Aunque a simple vista pueda resultar que estemos perdiendo el tiempo ya que son personas que no nos han comprado. Debemos tener en cuenta que solamente el 2% del tráfico web convierte en una primera visita.

El retargeting o remarketing pueden ayudarnos a generar nuevas oportunidades de conversión.

Hay que estar constantemente recordándole al usuario que existes, que estás ahí, que tienes una solución a su problema.

A pesar de que visite nuestra web, se vaya y visite otras, si después le recordamos nuestra web a través de banners y redes sociales, la probabilidad de que acabe convirtiendo aumenta muchísimo.

También son estrategias de marketing que nos ayudan a conseguir impactos de marca, es decir, a generar branding.

O también a impactar en usuarios que deseamos que avancen dentro del ciclo de compra del cliente, es decir, podemos impactar en un usuario que se ha descargado un ebook con ofertas sobre temas relacionados.

O impactar en usuarios que ya han comprado un producto o aumentar la frecuencia de compra con estrategias de Up Selling y Cross Selling.

¿Cómo funcionan estas estrategias de marketing?

Se basan en las cookies. Se utiliza este código para, anónimamente seguir a los usuarios que han visitado nuestra web.

De esta forma, instalamos una cookie a todos los usuarios que visiten nuestra web y a partir de aquí les mostramos los anuncios que hemos configurado previamente.

Podemos decidir si solamente deseamos mostrar los impactos cuando visiten ciertas páginas. Por ejemplo, solamente a los usuarios que visiten la home, o el blog, o aquellos que han abandona el carrito de compra.

Dependiendo de nuestros objetivos, podremos crear distintas listas para segmentar así a nuestro público tanto como deseemos.

Las cookies son pequeños archivos que se insertan en los ordenadores de los usuarios y que contienen información sobre el comportamiento online del usuario.

Contienen números y letras que identifican un navegador, pero no a un usuario concreto. La cookie envía información de ida y vuelta entre el navegador del ordenador y los sitios web visitados. Una cookie solo puede ser leída y entendida por el sitio web que la creó.

Tipos de retargeting

Retargeting estándar: permite mostrar anuncios a los usuarios mientras están navegando por los sitios de la red de display y utilizan aplicaciones de esta red. Este tipo de retargeting funciona muy bien como branding pero no es suficiente para vender.

Retargeting dinámico: permite mostrar anuncios dinámicos a los usuarios que han visitado nuestra web pero con los productos y servicios que han visitado mientras navegan por la red de display y utilizan aplicaciones de esta red. Es una variación del retargeting estándar ofreciendo múltiples anuncios para no cansar al usuario.

Retargeting para aplicaciones móviles: permite mostrar anuncios a los usuarios que han utilizado tu aplicación o sitio web para móviles mientras navegan por otros sitios web para móviles o utilizan aplicaciones para este tipo de dispositivo.

Retargeting de vídeo: permite mostrar anuncios a los usuarios que han interactuado con tus vídeos o tu canal de YouTube mientras usan YouTube, ven vídeos o navegan por sitios web o aplicaciones de la Red de Display.

Listas de Retargeting para anuncios de la Red de Búsqueda: permite mostrar anuncios a los visitantes de tu web mientras realizan búsquedas en Google después de salir de tu sitio web.

Retargeting por lista de distribución: con la segmentación por lista de clientes, también puedes subir una lista de las direcciones de correo electrónico que tus clientes o leads te hayan facilitado, de forma que los anuncios se mostrarán cuando estos usuarios inicien sesión en la Búsqueda de Google, YouTube o Gmail.

Retargeting en redes sociales: se trata de la publicidad realizada a través de los anuncios de Facebook y Twitter.

Email Retargeting: es el envío de campañas de emails personalizadas en función de la navegación web u otra información que dispongamos de un usuario con el objetivo de hacer volver a los usuarios a nuestra web para que conviertan. Esta acción es muy utilizada en el caso de los ecommerce a los usuarios que han abandonado el carrito de la compra. Este tipo de correos permite convertir entre un 10% y un 20% de los carritos de la compra abandonados, por lo que son altamente efectivos.

Beneficios del retargeting o remarketing

– La publicidad que se envía al usuario es personalizada, por lo que el rechazo es menor. Se trata de anuncios dirigidos hacia un público que ya ha visitado nuestra página web, por lo que los objetivos no son otros que la posibilidad de aumentar la tasa de conversión.

– Internet está lleno de distracciones y suele ser bastante común que cuando un usuario está navegando por nuestra web se encuentre con alguna distracción que provoque que abandone la web.

Estos anuncios, nos ayudarán, a que los usuarios recuerden los productos abandonados en el carrito de la compra de forma no intrusiva.

– Una vez se hayan segmentado los públicos, podremos sugerirles productos complementarios en base a los que han comprado o han tenido intención de comprar.

La combinación entre una buena segmentación, un buen anuncio y el bajo precio, hacen que estas estrategias de marketing digital sean una excelente opción a la hora de hacer campañas de marketing online.

Acciones de retargeting o remarketing

  • Fidelizar a tus usuarios habituales. En este caso, las campañas de anuncios aumentaran el conocimiento sobre la marca o compañía.
  • Cross Selling y Up selling para los visitantes que han visitado tu web.
  • Abandono del carrito de compra. La estrategia de email retargeting es una muy buena opción para este caso de usuarios siempre y cuando tengamos su email.
  • Estrategia de Contenidos para los que acaban de comprar un producto ofreciéndole uno nuevo.
  • Estrategias para clientes que solo compran por precio u ocasionalmente:
    • Rebajas y Promociones
    • Campañas estacionales de Navidad, Semana Santa, etc.
    • Campañas puntuales para días especiales como el Día de la Madre, del Padre, etc.
    • Campañas agresivas con grandes descuentos como el Black Friday, Cyber Monday, Dia sin IVA, etc.