Cada vez es más frecuente tener que hacer presentaciones. Por eso, te ofrezco unas pautas generales para que tu presentación esa un autentico petardo.

Usa fuentes extravagantes, diminutas y cuanto más texto mejor

Todo el espacio vacío es un desperdicio de espacio aprovéchalo siempre. Capta la atención con fuentes realmente extravagantes y diminutas para que sea difícil de leer. Y haz que todas las diapositivas tengan el mismo aspecto para que te resulte más fácil presentarlo.

Evita el uso de elementos visuales
Muchas ayudas visuales son perfectas para que tu audiencia se distraiga, por eso no las uses aunque creas que es necesario.

Utiliza gráficos con toneladas de datos
Tienes mucho que contar y los gráficos y datos te darán credibilidad. Basa tu presentación en ellos y deja que el público saque sus propias conclusiones.

No es necesario que practiques porque debes leer las diapositivas.
Dar la espalda a la audiencia y leer las diapositivas hará que te sea más fácil presentarlo. Una vez que todos los textos los coloques en las diapositivas, no hay necesidad de prepararse la presentación Y si además, pasas de un punto a otro de una manera ilógica, nunca se llegará a una conclusión. Variando el tono de tu voz desperdiciaras energía y podrías excitar a tu público por lo que mejor usa siempre un tono monótono.

Evita el humor, el contacto visual y el lenguaje corporal
Tu público está allí para escuchar el tema del que vayas a hablar y no para oírte contar chistes malos ni historias personales. Moverte por el escenario con confianza y gesticulando sólo mantendrá a tu público comprometido con lo que estás diciendo por lo que no debes hacerlo nunca.

Ignora a la audiencia y repite alto y rápido

Después de todo, ellos son los responsables de que no durmieses por la noche y de que ahora estés nervioso. Y ya que estás allí, es importante que el público entienda exactamente lo que les quieres contar por eso es necesario que lo repitas una y otra y otra vez.

No termines en tiempo

Si ves que no tienes tiempo suficiente para mostrar el material que tienes preparado habla rápido y que no te preocupe el no terminar a tiempo.

Realizar todo esto a la vez ya es un logro, que sin embargo lo consiguen miles de profesionales todos los días.