Gracias a internet, disponemos de información a un simple clic. Acceder a cualquier tema o noticia de nuestro interés es muy fácil. Tenemos al alcance de nuestras manos multitud de dispositivos que son ventanas abiertas a un universo de información sin límites.

Pero esto, también puede ser un problema debido a la gran saturación de información que existe. Cuando queremos encontrar algo en este pozo sin fondo, ¿cómo lo encontramos? ¿No te ha ocurrido alguna vez que, buscando algo, has ido saltando de una web a otra y al final acabas con un montón de datos sin saber por dónde empezar?

Muchas veces, es complicado distinguir el contenido de valor del que no. ¿Cómo aprovechar la información que existe en la red sin caer en los peligros de la infoxicación?

Es importante seleccionar y monitorizar toda esta información con herramientas de, lo que llamamos, curación de contenido.

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos cada vez está más presente en las estrategias de marketing de contenidos. Es el proceso de captura y organización de información relevante sobre un área o tema de interés.

Por tanto, un curador de contenidos se encarga de buscar, filtrar, organizar y difundir información de valor para los demás a través de, principalmente, las redes sociales. Para lograrlo, es importante, conocer a la audiencia y saber qué es lo que necesita, que dudas tiene y a que problemas se enfrenta.

Debemos tener claro que los usuarios que usan internet para resolver dudas no están curando contenidos.

Podemos incluso ir más allá de la simple localización de información y hablar del concepto de monitorización: proceso automático y sistemático a lo largo del tiempo que consiste en vigilar y recopilar información útil sobre un tema concreto.

A la hora de poner en marcha una planificación estratégica en cualquier empresa, la monitorización, es un elemento clave, pues nos permite disponer de información sobre el mercado, la competencia: conocer los hábitos de posibles clientes, estar al tanto de las nuevas tendencias de su sector, aprovecharse de nuevas tecnologías que vayan surgiendo, vigilar las actividades de la competencia, etc.  y poder tomar así decisiones con mayor probabilidad de éxito.

Fases de la curación de contenidos

Una vez tengamos clara la temática en la que vamos a profundizar debemos:

  1. Recolectar información.
  2. Organizar la información
  3. Consumir la información
  4. Optimizar el proceso

Recolectar información

Consiste en reunir la información más relevante realizando un análisis rápido de los contenidos. Es decir, descubrir fuentes de información que nos interesen.

Cuantas más fuentes de información de calidad se manejen, más variado será el contenido que podamos ofrecer. Pero podemos perdernos entre tanta variedad, así que, ¿cómo identificar la información relevante de la que no lo es?

  • El autor: uno de los elementos más importantes es conocer quién es el autor de esa información y ver si a través de su curriculum si te inspira confianza y credibilidad.
  • Contenido actualizado: es importante fijarse en qué fecha se ha escrito el contenido para ver si está actualizado o no.
  • Otros factores importantes a revisar: diseño de la web, citación de fuentes documentales y bibliografía.

Algunas herramientas a utilizar en esta fase pueden ser:

  • Buscadores temáticos como Technorati. En muchos casos los blogs quedan perdidos en los buscadores tradicionales, mientras que en Technorati, se pueden conseguir específicamente blogs. Otra ventaja es que además de organizar los blogs según la relevancia del mismo con las palabras de búsquedas, también ordena los blogs según la última entrada o actualización que se haya hecho de acuerdo con el tema (búsqueda cronológica).Si deseáis ampliar información sobre su uso podéis hacerlo en el blog de Juan García donde explica detalladamente, en el siguiente link.
  • Noticias sociales cómo Menéame. Sitio web basado en la participación comunitaria en el que los usuarios registrados envían historias que los demás usuarios del sitio pueden votar, promoviendo las más votadas a la página principal mediante la aplicación de un algoritmo.
  • Buscar en blogs o en redes sociales
  • Buscadores como Google, utilizando las palabras clave de búsqueda. Podremos ayudarnos con el planificador de palabras para ver sinónimos o palabras relacionadas.

Google es mucho más que un buscador en la red, nos ofrece información de webs, imágenes, noticias, vídeos, libros y nos permite filtrarlo por temática, país, idioma y fecha.

Trucos para buscar en Google

  • Coincidencias exactas. Para buscar algo concreto debemos ponerlo entre comillas. Por ejemplo: “Herramientas para realizar curación de contenidos”.
  • Disyuntiva. Si lo que queremos es incluir una palabra u otra, usaremos OR o el símbolo | (AltGr+1). Ejemplo: maratón OR carrera.
  • Excluir palabras. Si deseamos excluir términos al realizar una búsqueda debemos usar el símbolo menos. Ejemplo: Si deseamos buscar sobre el deporte de golf, pero queremos excluir el coche, pondremos: golf – coche
  • Término comodín. Se puede usar cuando no conocemos una palabra o buscamos varios resultados de una cadena común. Ejemplos: si buscamos universidades de Madrid, pondremos “universidad * de Madrid”
  • Sinónimos y términos similares.  Para buscar sinónimos. Ejemplo: ~diccionario incluirá la búsqueda de glosario, traductor o vocabulario.
  • Rango de números. Si deseamos buscar un rango de números es necesario escribirlos entre dos puntos. Ejemplo: eurovisión 2010..2016.
  • Web similar. Si deseamos buscar una web similar a un sitio debemos usar related. Ejemplo: related:elmundo.es

Organizar información

A la hora de organizar la información debemos:

  1. Agruparla: por formato, plataforma o temática. Nos podemos ayudar de un simple fichero de Excel en el que vayamos incorporando toda la información.
  2. Analizar: valorar (calidad, estilo, formato) y ver los contenidos que podemos llegar a compartir. A la hora de analizar la información podemos hacerlo de forma, subjetiva, teniendo en cuenta el estilo, formato, calidad, originalidad…o de forma objetiva, por el posicionamiento de la web, número de veces compartido en RRSS,…
  3. Elegir: elegir y filtrar los contenidos a consumir

Consumir información

Es la etapa en la que debemos leer la información que previamente hemos recolectado y organizado para ver si realmente nos aporta valor o no. Podremos ayudarnos:

–          Utilizando agregadores de noticias de canal RSS, cómo Feedly, Netvibes o FeedReader.

Los agregadores de noticias nos ayudan a recopilar la información que nos interesa en un mismo sitio. Es decir, podemos seguir dichas actualizaciones sin necesidad de acceder a todas las páginas de manera regular.

Feedly

Muchas webs disponen de un icono de feedly para poder seguirlas directamente. U otra opción es agregarlas directamente desde Feedly a través del símbolo +.

Para crear una cuenta en feedly podrás hacerlo a través de un nombre de usuario, email y contraseña o bien registrarte a través de Google, Facebook, Twitter, Evernote o una cuenta de Microsoft.

Una vez tengas las webs suscritas, puedes ordenarlas en carpetas, por ejemplo, temáticas.

Puedes marcar como leídas todas las entradas del feed, refrescarlas por si hay alguna nueva y configurar su presentación: puedes escoger entre ver únicamente los titulares, ver el texto completo o ver una portada más atractiva con titulares e imágenes.

Feedly ofrece muchas ventajas y funcionalidades. Permite:

  • Guardar tus noticias favoritas
  • Etiquetar artículos
  • Compartir noticias

Si te ha gustado cómo funciona Feedly te animo que sigas mi blog pinchando aquí

  • Programar alertas de Google

Google Alertas

Este servicio de Google nos permite crear alertas cuando surge un contenido nuevo que coincida con el termino de búsqueda indicado y recibirlas en nuestro email.

Podemos configurarlo para recibirlas una vez al día, una vez a la semana o al momento.

  • Monitorizar redes sociales, a través de, por ejemplo, Hootsuite
  • Usar buscadores de noticias como Digg o Menéame.
  • Guardar la información para leerlo después en algún gestor de marcadores sociales, como Delicious o Flinkin
  • Repositorios como Evernote que nos permiten almacenar marcadores online para consultar cuando queramos.

Evernote

Te puedes registrar a través de Google o creando una cuenta nueva.

Con Evernote puedes crear, editar y compartir notas. Siguiendo las indicaciones una vez que te registras es muy fácil saber cómo se usa.

Optimizar el proceso

Mejorar la calidad de la información según vayas teniendo más información sobre los resultados que vayas obteniendo.

Beneficios de la curación de contenidos

La curación de contenidos nos ayuda de esta forma a descubrir los contenidos de calidad, pero también nos ofrece otras ventajas como:

  • Posicionamiento web. La curación de contenidos es importante para tu web, ya que te permitirá generar contenido de valor y enlaces que mejoren tus rankings en los buscadores.
  • Networking. Te ayuda a conectarte con personas que comparten tus inquietudes e intereses, estableciendo alianzas que enriquezcan tu estrategia de comunicación. Así como estar al tanto de lo que sucede en el sector.
  • Productividad. Facilita el proceso de búsqueda y selección de contenidos relevantes. Con una buena estrategia de curación de contenidos ahorrarás tiempo y esfuerzo en el proceso de búsqueda. Lo que te permitirá centrarte en otras tareas.
  • Favorece tu branding personal. Gracias a la curación de contenidos podrás convertirte en referente en tu sector compartiendo siempre información de valor.

En conclusión, la curación de contenidos de un proceso que lleva mucho tiempo pero que con él aprenderás a posicionarte como experto en el sector, mejorando la reputación online y con ello, las analíticas web.

* indicates required