Andando por la calle, en el autobús, en el metro, en los restaurantes, con amigos, da igual donde mires, cientos de personas no despegan la mirada de sus smartphone. Todo esto hace que en tan sólo 60 segundos se produzcan 205.6 millones de emails, se compartan 3.3 millones de post en Facebook, se tuiteen 422.000 tuits o se envíen 44.4 millones de WhatsApp. La magnitud de Internet es enorme. Estos datos reflejan que nos comunicamos mucho, pero… ¿son de calidad los mensajes que enviamos y recibimos?

Para lograr una buena presencia en internet no se trata de tener cientos o miles de fans-seguidores si estos no tienen ningún tipo de actividad con nosotros. Es necesario contar con una participación activa de nuestros fans, seguidores o followers. Debemos crear una estrategia en la que vinculemos nuestro negocio / marca personal con emociones positivas para ellos. De esta manera, conseguiremos un vinculo, fidelización, satisfacción y por tanto permanencia a la marca.  O lo que es lo mismo, debemos crear engagement.

El problema es que este concepto está malinterpretado, llegando a entenderlo como un conjunto de clics, lo que lleva a muchas empresas a querer tener muchos likes, shares… sin analizar si realmente aportan valor o no.

¿Qué es el engagement?

Es un término que hoy en día está muy de moda en el mundo del Inbount Marketing y del que se habla mucho. Pero, ¿sabes realmente qué es el engagement?

 El engagement, es la capacidad de una marca de crear relaciones sólidas con los usuarios, entablar vínculos “emocionales” animándoles a interactuar con la organización y comprometerse con ella. Pero…¿Cómo lograrlo?

Para saber cómo lograrlo vamos a conocer previamente cómo se mide la tasa de engagement.

¿Cómo se mide el engagement?

Lo primero que haremos es calcular el número total de interacciones, dependiendo de la red social será:

Facebook: Número de me gusta + comentarios + compartidos

Twitter: Número de favoritos + respuestas + retuits

Google +: Número de +1 + comentarios + compartidos

También deberemos tener en cuenta los comentarios en el blog, las impresiones de imágenes o videos, número de miembros en el grupo de LinkedIn…

A continuación podremos calcular la fórmula de 3 formas distintas dependiendo de lo que nos interese saber:

  1. Fórmula Lineal: Fans o seguidores.

Nº de interacciones que se han producido

————————————————————————————- x 100

Número total de fans o seguidores

 

  1. Interacciones ponderadas por impresión o alcance.

Fórmula más completa, ya que tiene en cuenta el grado de calidad de la interacción. No es lo mismo compartir un contenido que darle a me gusta.

Nº gusta x1 + Nº comentarios x2 + Nº compartidos x3

————————————————————————————————————- x 100

Número total de fans o seguidores

  1. Impresiones o alcance.

Probablemente la fórmula más completa ya que dependiendo de la red social que estemos utilizando nuestras publicaciones llegarán a más o menos seguidores según el criterio de cada red. Por ello, esta fórmula mide el alcance de la publicación, ya que si algún contacto comparte el contenido mostrado, el alcance aumentará entre sus seguidores.

Nº de interacciones que se han producido

——————————————————————————————— x 100

Alcance de la publicación

He preparado un documento de excel en el que solo debes indicar de cada post el número de me gustas, comentarios y compartidos y te calculará el engagement ponderado. Debes modificar los datos que están en rojo. Espero que te sirva de ayuda.

Descarga la plantilla gratuita

 ¿Para qué sirve el engagement?

  1. Ofreciendo contenido de valor, lograrás convertir a los seguidores en “amigos” de la marca.
  2. Mejorando la interacción llamarás la atención y será más fácil compartir contenidos que les interesen.
  3. Mejorando la relacción, tus seguidores te irán conociendo más y aumentando por tanto la confianza hacia tu marca.
  4. Al lograr que tus seguidores hablen de tí, mejorarás tu presencia y alcance en los medios sociales.

 ¿Cómo consigo mejorar el engagement?

El usuario se quedará contigo cuando compartas contenido de interés u original, que le invite a la reflexión, que le incite a participar (haz preguntas y pide opinión) y que le resulte interesante. Bastante complicado, hoy en día, al ritmo al que se mueve internet pero no imposible. Para ello, debes tener una visión exhaustiva y real de tu audiencia, conocer sus gustos, preferencias, costumbres, estilo de vida, grado de compromiso en el que se encuentran ante la marca. Cuanto más sepas sobre el usuario, mejores tácticas podrás implantar para crear esa relación sólida y duradera. También es importante que conozcas a los usuarios que más interactúan y tratarles reconociendo su fidelización ya que serán ellos quienes hagan la mayor publicidad de tu contenido.

Las publicaciones que realices deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Mensajes atractivos, que inciten a seguir leyendo y participar.
  2. Alentar. Siempre debes buscar la participación por ello debe alentar, pide opiniones, que se compartan historias…
  3. Interactúa. Sé el primero en participar para aumentar el alcance de la publicación e invita a participar. Usa los “call to action”. Nunca vendas nada. Mantén conversaciones que hagan que tu público se sienta a gusto. No hables desde el punto de vista de la marca, habla de persona a persona.
  4. Preciso. Intenta que el mensaje no resulte tedioso por incluir demasiado texto.
  5. Imagen. Asegúrate de publicar una imagen de calidad y que transmita. Si incluyes texto, compleméntalo con otro mensaje distinto que amplíe la información.
  6. Análisis. Utiliza lo que conoces de tu audiencia para transmitir el mensaje con contenido relevante para ellos.
  7. Respuestas. Tomate siempre tu tiempo para contestar todos los mensajes que recibas. Haciéndolo siempre de forma personalizada.

En resumen, los consumidores de hoy en día, serán indiferentes a las marcas que son indiferentes a ellos. Por ello, tener una presencia en Redes Sociales no es suficiente, es necesario ofrecer una comunicación de calidad con tu audiencia. Lograr esta fidelización dependerá de tu constancia. Será una tarea laboriosa pero que te dará unos grandes resultados. ¡A que esperas para implementarla!